domingo, 28 de abril de 2013

El espejo enterrado




Aquí os dejo la introducción del libro "El espejo enterrado" del escritor mexicano Carlos Fuentes, publicado en el año 1992 y que fue un ensayo que reflexionaba sobre  las relaciones históricas de España y América.


INTRODUCCIÓN
El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón desembarcó en una pequeña isla del hemisferio occidental. La hazaña del navegante fue un triunfo de la hipótesis sobre los hechos: la evidencia indicaba que la Tierra era plana; la hipótesis, que era redonda. Colón apostó a la hipótesis: puesto que la Tierra es redonda, se puede llegar al Oriente navegando hacia el Occidente. Pero se equivocó en su geografía. Creyó que había llegado a Asia. Su deseo era alcanzar las fabulosas tierras de Cipango (Japón) y Catay (China), reduciendo la ruta europea alrededor de la costa de África, hasta el extremo sur del Cabo de Buena Esperanza y luego hacia el este hasta el Océano Índico y las islas de las especias.
No fue la primera ni la última desorientación occidental. En estas islas, que él llamó “las Indias”, Colón estableció las primeras poblaciones europeas en el Nuevo Mundo. Construyó las primeras iglesias; ahí se celebraron las primeras misas cristianas. Pero el navegante encontró un espacio donde la inmensa riqueza asiática con que había soñado estaba ausente. Colón tuvo que inventar el descubrimiento de grandes riquezas en bosques, perlas y oro, y enviar esta información a España. De otra manera, su protectora, la reina Isabel, podría haber pensado que su inversión (y su fe) en este marinero genovés de imaginación febril había sido un error.
Pero Colón, más que oro, le ofreció a Europa una visión de la Edad de Oro restaurada: éstas eran las tierras de Utopía, el tiempo feliz del hombre natural. Colón había descubierto el paraíso terrenal y el buen salvaje que lo habitaba. ¿Por qué, entonces, se vio obligado a negar inmediatamente su propio descubrimiento, a atacar a los hombres a los cuales acababa de describir como “muy mansos y sin saber que sea mal ni matar a otros ni prender, y sin armas”, darles caza, esclavizarles y aun enviarlos a España encadenados?
Al principio Colón dio un paso atrás hacia la Edad Dorada. Pero muy pronto, a través de sus propios actos, el paraíso terrenal fue destruido y los buenos salvajes de la víspera fueron vistos como “buenos para les mandar y les hazer trabajar y sembrar y hazer todo lo otro que fuera menester”.
Desde entonces, el continente americano ha vivido entre el sueño y la realidad, ha vivido el divorcio entre la buena sociedad que deseamos y la sociedad imperfecta en la que realmente vivimos. Hemos persistido en la esperanza utópica porque fuimos fundados por la utopía, porque la memoria de la sociedad feliz está en el origen mismo de América, y también al final del camino, como meta y realización de nuestras esperanzas.
Quinientos años después de Colón, se nos pidió celebrar el quinto centenario de su viaje, sin duda uno de los grandes acontecimientos de la historia humana, un hecho que en sí mismo anunció el advenimiento de la Edad Moderna y la unidad geográfica del planeta. Pero muchos de nosotros, en las comunidades hispanohablantes de las Américas, nos preguntamos: ¿tenemos realmente algo que celebrar?
Un vistazo a lo que ocurre en las repúblicas latinoamericanas al finalizar el siglo XX nos llevaría a responder negativamente. En Caracas o en la Ciudad de México, en Lima o en Río de Janeiro, el quinto centenario del “descubrimiento de América” nos sorprendió en un estado de profunda crisis. Inflación, desempleo, la carga excesiva de la deuda externa. Pobreza e ignorancia crecientes; abrupto descenso del poder adquisitivo y de los niveles de vida. Un sentimiento de frustración, de ilusiones perdidas y esperanzas quebrantadas. Frágiles democracias, amenazadas por la explosión social.
Yo creo, sin embargo, que a pesar de todos nuestros males económicos y políticos, sí tenemos algo que celebrar. La actual crisis que recorre a Latinoamérica ha demostrado la fragilidad de nuestros sistemas políticos y económicos. La mayor parte ha caído estrepitosamente. Pero la crisis también reveló algo que permaneció en pie, algo de lo que no habíamos estado totalmente conscientes durante las décadas precedentes del auge económico y el fervor político. Algo que en medio de todas nuestras desgracias permaneció en pie: nuestra herencia cultural. Lo que hemos creado con la mayor alegría, la mayor gravedad y el riesgo mayor. La cultura que hemos sido capaces de crear durante los pasados quinientos años, como descendientes de indios, negros y europeos, en el Nuevo Mundo.
La crisis que nos empobreció también puso en nuestras manos la riqueza de la cultura, y nos obligó a darnos cuenta de que no existe un solo latinoamericano, desde el Río Bravo hasta el Cabo de Hornos, que no sea heredero legítimo de todos y cada uno de los deseo explorar en este libro. Esa tradición que se extiende de las piedras de Chichén Itzá y Machu Picchu a las modernas influencias indígenas en la pintura y la arquitectura. Del barroco de la era colonial a la literatura contemporánea de Jorge Luis Borges y Gabriel García Márquez. Y de la múltiple presencia europea en el hemisferio —ibérica, y a través de Iberia, mediterránea, romana, griega y también árabe y judía— a la singular y sufriente presencia negra africana. De las cuevas de Altamira a los grafitos de Los Ángeles. Y de los primerísimos inmigrantes a través del estrecho de Bering, al más reciente trabajador indocumentado que anoche cruzó la frontera entre México y los Estados Unidos.
Pocas culturas del mundo poseen una riqueza y continuidad comparables. En ella, nosotros, los hispanoamericanos, podemos identificarnos e identificar a nuestros hermanos y hermanas en este continente. Por ello resulta tan dramática nuestra incapacidad para establecer una identidad política y económica comparable. Sospecho que esto ha sido así porque, con demasiada frecuencia, hemos buscado o impuesto modelos de desarrollo sin mucha relación con nuestra realidad cultural. Pero es por ello, también, que el redescubrimiento de los valores culturales pueda darnos, quizás, con esfuerzo y un poco de suerte, la visión necesaria de las coincidencias entre la cultura, la economía y la política. Acaso ésta es nuestra misión en el siglo XXI.
Éste es un libro dedicado, en consecuencia, a la búsqueda de la continuidad cultural que pueda informar y trascender la desunión económica y la fragmentación política del mundo hispánico. El tema es tan complejo como polémico, y trataré de ser ecuánime en su discusión. Pero también seré apasionado, porque el tema me concierne íntimamente como hombre, como escritor y como ciudadano, de México, en la América Latina, y escribiendo la lengua castellana.
Buscando una luz que me guiase a través de la noche dividida del alma cultural, política y económica del mundo de habla española, la encontré en el sitio de las antiguas ruinas totonacas de El Tajín, en Veracruz, México. Veracruz es el estado natal de mi familia. Ha sido el puerto de ingreso para el cambio, y al mismo tiempo el hogar perdurable de la identidad mexicana. Los conquistadores españoles, franceses y norteamericanos han entrado a México a través de Veracruz. Pero las más antiguas culturas, los olmecas al sur del puerto, desde hace 3,500 años, y los totonacas al norte, con una antigüedad de 1,500 años, también tienen sus raíces aquí.
En las tumbas de sus sitios religiosos se han encontrado espejos enterrados cuyo propósito, ostensiblemente, era guiar a los muertos en su viaje al inframundo. Cóncavos, opacos, pulidos, contienen la centella de luz nacida en medio de la oscuridad. Pero el espejo enterrado no es sólo parte de la imaginación indígena americana. El poeta mexicano-catalán Ramón Xirau ha titulado uno de sus libros L’Espil Soterrat —El espejo enterrado—, recuperando una antigua tradición mediterránea no demasiado lejana de la de los más antiguos pobladores indígenas de las Américas. Un espejo: un espejo que mira de las Américas al Mediterráneo, y del Mediterráneo a las Américas. Éste es el sentido y el ritmo mismo de este libro.
En esta orilla, los espejos de pirita negra encontrados en la pirámide de El Tajín en Veracruz, un asombroso sitio cuyo nombre significa “relámpago”. En la Pirámide de los Nichos, que se levanta a una altura de 25 metros sobre una base de 1,225 metros cuadrados, 365 ventanas se abren hacia el mundo, simbolizando, desde luego, los días del año solar. Creado en la piedra, El Tajín es un espejo del tiempo. En la otra orilla, el Caballero de los Espejos creado por Miguel de Cervantes, le da batalla a Don Quijote, tratando de curarlo de su locura. El viejo hidalgo tiene un espejo en su mente, y en él se refleja todo lo que Don Quijote ha leído y que, pobre loco, considera fi el reflejo de la verdad.
No muy lejos, en el Museo del Prado en Madrid, el pintor Velázquez se pinta pintando lo que realmente está pintando, como si hubiese creado un espejo. Pero en el fondo mismo de su tela, otro espejo refleja a los verdaderos testigos de la obra de arte: tú y yo.
Acaso el espejo de Velázquez también refleje, en la orilla española, el espejo humeante del dios azteca de la noche, Tezcatlipoca, en el momento en que visita a la serpiente emplumada, Quetzalcóatl, el dios de la paz y de la creación, ofreciéndole el regalo de un espejo. Al verse reflejado, el dios bueno se identifica con la humanidad y cae aterrado: el espejo le ha arrebatado su divinidad.
¿Encontrará Quetzalcóatl su verdadera naturaleza, tanto humana como divina, en la casa de los espejos, el templo circular del viento en la pirámide tolteca de Teotihuacan, o en el cruel espejo social de Los caprichos de Goya, donde la vanidad es ridiculizada y la sociedad no puede engañarse a sí misma cuando se mira en el espejo de la verdad?: ¿Creías que eras un galán? Mira, en realidad eres un mico.
Los espejos simbolizan la realidad, el Sol, la Tierra y sus cuatro direcciones, la superficie y la hondura terrenales, y todos los hombres y mujeres que la habitamos. Enterrados en escondrijos a lo largo de las Américas, los espejos cuelgan ahora de los cuerpos de los más humildes celebrantes en el altiplano peruano o en los carnavales indios de México, donde el pueblo baila vestido con tijeras o reflejando el mundo en los fragmentos de vidrio de sus tocados. El espejo salva una identidad más preciosa que el oro que los indígenas le dieron, en canje, a los europeos.
¿Acaso no tenían razón? ¿No es el espejo tanto un reflejo de la realidad como un proyecto de la imaginación? 

miércoles, 24 de abril de 2013

Los jóvenes brasileños prefieren por primera vez ser ingenieros a abogados





Los jóvenes brasileños prefieren por primera vez ser ingenieros a abogados

Brasil necesita, y con urgencia, un nuevo ejército de ingenieros para hacer frente al gran desarrollo que tiene por la frente, sobre todo en el campo del petróleo y de la energía en general.

Y no sólo de ingenieros, sino de todo tipo de trabajadores cualificados está necesitando con urgencia el país. Cuando hace ya 14 años llegué a Brasil hice una pequeña investigación en São Paulo. Visité a presidentes y directores generales de grandes empresas haciéndoles a todos una misma pregunta: en qué debería invertirse con mayor urgencia en el país. El 98% respondieron: que en mano de obra cualificada. El presidente de Telefónica contó que cuando ellos llegaron a Brasil necesitaban cientos de ingenieros eléctricos y no los encontraron. Tuvieron que formarlos a prisa y corriendo.

Ello ha llevado a decir a Ricardo Gattass, superintendente del area de Universidades del proyecto de innovación Finep, del gobierno, que ingeniería es hoy un “factor altamente estratégico para Brasil”. Y explica: “Sin ingenieros no es posible llevar a cabo un proyecto de desarrollo industrial nacional”.

Lo mismo afirma, Luiz Carlos Bresser, abogado y exministro de Economía de Brasil, para quién en el país “hay abogados y economistas de sobra, mientras faltan dramáticamente ingenieros”. Si la alta burocracia china está formada en un 80% por ingenieros, la de Brasil apenas si alcanza un 10%.

El gobierno de Dilma Rousseff conoce la falta urgente de ingenieros de que sufre Brasil y ha movilizado al Ministerio de Educación que ha lanzado una serie de proyectos para incentivar dichos estudios, como el Promove al que ha dedicado 45 millones de reales. Y el de Innova Engenharia destinado a modernizar la enseñanza de ciencias en las Universidades.

La poca atracción que la facultad de ingeniería ha despertado hasta ahora entre los jóvenes brasileños, se debe, según la periodista de investigación, Márcia Telles, al hecho que ingeniería era presentada como el “bicho de las siete cabezas”, por su aparente dificultad.

Ello se debía sobre todo, según Telles, al hecho que en la enseñanza media, las asignaturas de física, química y matemáticas eran siempre las que presentaban peores resultados. Ello, porque los alumnos con una enseñanza de esas materias puramente teórica, sin laboratorios ni alicientes en el campo de la invención y de la experimentación, acababan suspendiendo dichas asignaturas la mayoría de ellos.

Ahora todo está cambiando. Hay ya colegios en los que los alumnos entran de lleno en la innovación, creando incluso nuevos robots y experimentando nuevos desafíos.

Quizás haya sido ese camino , incentivado por el ministerio de Educación lo que haya hecho despertar de repente una demanda tan importante para cursar ingeniería. Hasta el punto de que, en algunos centros, las inscripciones a los cursos de ingeniería empiezan a superar a los de derecho, que era la meca de la gran mayoría de los estudiantes brasileños.

Así, el país empieza a industrializarse también en la Universidad de la que tendrán que salir los futuros constructores del milagro económico que no puede limitarse a incentivar consumo y crédito fácil, sino que deberá ponerse al frente de un gran movimiento nacional de innovación científica y más cuando los jóvenes brasileños figuran hoy entre los más creativos del mundo.

Quizás así, el PIB de Brasil volvería a crecer y a poder competir en el exterior, en vez de quedarse a la cola, como lo hizo el pasado año de los otros países del Bric y de muchos de América Latina.

Referência:

http://internacional.elpais.com/internacional/2013/04/20/actualidad/1366494374_240533.html

jueves, 11 de abril de 2013

La amnesia



ERLICH. Cariño. ¿Cuál crees...? Disponível em: <http://yoriento.com/2008/02/la-mujer-perfectametaforas-prestadas-249.html/>. Acesso em: 20 ago. 2010.

Com base na análise da vinheta, pode-se concluir:

(01) A mulher quer conversar com o marido sobre o relacionamento deles.
(02) A mulher culpa seu esposo pelos erros cometidos no passado.
(04) O homem mostra-se desinteressado em relação à pergunta da mulher.
(08) O marido sente-se culpado por seu casamento ter chegado ao fim.
(16) A mulher recrimina o marido por ter esquecido os bons momentos vividos juntos.

RESPOSTA: 01+04= 05


miércoles, 10 de abril de 2013

“El momento es ahora”, gritan miles de inmigrantes ante el Capitolio



El País, Miércoles 10 de Abril de 2013
“El momento es ahora”, gritan miles de inmigrantes ante el Capitolio
En una cita con la historia, miles de personas se manifestaron este miércoles en la capital de Estados Unidos para presionar a los legisladores a favor de la reforma del sistema de inmigración. Con gritos de "Sí se puede", han invadido la explanada frente al Capitolio para recordar a los legisladores que este es el momento para aprobar una reforma migratoria que regularice la situación de los 11 millones de indocumentados que se estima que residen en EE UU.
"Ya no se trata de si lo vamos a lograr o no", aseguró Gustavo Torres, director de la organización CASA de Maryland ante miles de personas llegadas desde todos los rincones del país para reivindicar una oportunidad para ver cumplida su versión del sueño americano. "La cuestión es cuándo lograremos la reforma. Y la lograremos".
La legislación para reformar el sistema de inmigración, que podría ser presentada ante el Congreso esta misma semana, será el primer proyecto de reforma desde 2007, cuando fracasó el último intento. Las negociaciones entre cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos, que trabajan juntos desde enero, sin embargo, ha renovado la esperanza de millones de inmigrantes, inspirando un optimismo que se respiraba este miércoles ante el Capitolio.
En una concentración impensable hace sólo unos meses, entre pancartas con el lema “El momento es ahora”, "movilizados por un sueño", "nuestra familia no puede esperar" y "América dice sí a la ciudadanía", familias, estudiantes, indocumentados y nacionalizados pidieron un sistema migratorio más justo.
Muchos de ellos salieron a votar el pasado mes de noviembre pensando en la reforma y en todos los indocumentados que esperan su oportunidad para convertirse en ciudadanos americanos. "Llevan demasiado tiempo prometiéndonos reformas y nunca sucede", lamenta José Aguilera, un indocumentado que llego desde Honduras en 2002.Entre pancartas con el lema “El momento es ahora”, "movilizados por un sueño", "nuestra familia no puede esperar" y "América dice sí a la ciudadanía", organizaciones por los derechos de los inmigrantes, jóvenes indocumentados conocidos comodreamers, líderes religiosos, empresarios y sindicatos piden a los legisladores que alcancen un acuerdo para crear un nuevo sistema adaptado a las necesidades laborales y económicas del país.
Después de varias décadas de espera, reformas fracasadas y proyectos de ley que quedaron en promesa, los sin papeles de EE UU tiene por fin su sueño americano al alcance de las manos. Este hondureño es uno de ellos. Confía en que la colaboración entre los dos principales partidos políticos y la Casa Blanca termine en una nueva legislación. "Necesitamos una reforma que ayude a los que ya estamos aquí, pero también a todos los que quieren venir".
Entre los asistentes -la organización esperaba a unas 50.000 personas- no faltan algunos indocumentados como Aguilera. Pueden ser los principales beneficiados si en los próximos meses se decide regularizar su situación. Para Jorge López, cónsul de Ecuador en Nueva York, la presencia de sin papeles en esta marcha, muchos de ellos acompañados de amigos y familiares que si tienen permiso de residencia, ayuda a darles visibilidad. "Siempre han vivido en este país", afirma, "pero los gobiernos no siempre quieren abrirles la puerta".
El nicaragüense Manuel Morales llegó a Estados Unidos "con permiso" hace más de treinta años. A sus 65 años, esta es su primera manifestación a favor de los inmigrantes y, mientras fotografía sin parar el edificio del Capitolio, defiende la llegada de una reforma "para que dejemos de separar a las familias inmigrantes", en referencia a las deportaciones impulsadas por la Administración Obama en los últimos cuatro años. "Cuando ves a tanta gente unida a favor de una causa, sabes que va a salir adelante".López asegura que, como afirma el lema de la concentración, "el momento de la reforma", una de las prioridades del segundo mandato del presidente Barack Obama "es ahora"."Senadores, congresistas y el presidente están de acuerdo, el pueblo migrante les esta esperando".
Antes de la marcha frente al Capitolio, los organizadores han invitado a todos los asistentes a presentarse personalmente en las oficinas de los legisladores para explicarles por qué es necesaria una reforma migratoria. La de este miércoles fue una de las concentraciones que a lo largo de esta primavera presionarán al Congreso para que llegue a un acuerdo, como ya lo hicieron durante las fracasadas negociaciones de 2006 y 2007.
Organizaciones religiosas, activistas, sindicatos, congregaciones religiosas y jóvenes indocumentados representaron la gran coalición que, desde todos los rincones de la sociedad estadounidense pide una solución para los ‘sin papeles’, en un claro contraste con la retórica anti inmigrante a la que se había acostumbrado el país durante los últimos cuatro años.
La reforma migratoria será presentada esta semana en el Capitolio y deberá legislar el acceso a la ciudadanía para indocumentados, la sanción que se les impondrá por residir ilegalmente en el país, un programa para entregar visados de trabajo temporales, permisos para profesionales altamente cualificados o el proyecto para jóvenes sin papeles, los ‘dreamers’ que han estudiado desde su infancia en las escuelas de EE UU.
Referencia Bibliográfica:

lunes, 8 de abril de 2013

Elegia (Carlos Drummond de Andrade)







































Tarde abafada en el ardiente Mato Grosso. La pequeña Luisa duerme mientras yo estoy leyendo en la pantalla del ordenador portátil este poema de Carlos Drummond de Andrade. He pensado por un momento en traducirlo al español, sin embargo traducirlo sería apagar su música, la sonoridad del idioma portugués que el viejo minero y diplomático compuso como una sinfonía melancólica, gris y pesimista. La "Gran Máquina" de la que habla Drummond de Andrade sigue destruyendo inevitablemente nuestra frágil felicidad.


ELEGIA (1938)

Trabalhas sem alegria para um mundo caduco, 
onde as formas e as ações não encerram nenhum exemplo.
Praticas laboriosamente os gestos universais,
sentes calor e frio, falta de dinheiro, fome e desejo sexual.
Heróis enchem os parques da cidade em que te arrastas,
e preconizam a virtude, a renúncia, o sangue-frio, a concepção.
À noite, se neblina, abrem guarda-chuvas de bronze
ou se recolhem aos volumes de sinistras bibliotecas.
Amas a noite pelo poder de aniquilamento que encerra
e sabes que, dormindo, os problemas te dispensam de morrer.
Mas o terrível despertar prova a existência da Grande Máquina
e te repõe, pequenino, em face de indecifráveis palmeiras.
Caminhas entre mortos e com eles conversas
sobre coisas do tempo futuro e negócios do espírito.
A literatura estragou tuas melhores horas de amor.
Ao telefone perdeste muito, muitíssimo tempo de semear.
Coração orgulhoso, tens pressa de confessar tua derrota
e adiar para outro século a felicidade coletiva.
Aceitas a chuva, a guerra, o desemprego e a injusta distribuição
porque não podes, sozinho, dinamitar a ilha de Manhattan.

jueves, 4 de abril de 2013

Palavras (de Manoel de Barros)




Encuentro por casualidad en internet, en una "página sin papel" este pequeño texto del poeta matogrossense Manoel de Barros titulado "Palavras" y decido compartirlo con vosotros. Espero que os guste tanto como a mí.


PALAVRAS

miércoles, 3 de abril de 2013

El Banco Mundial y la ONU adoptan los planes de Brasil contra la pobreza


























El Banco Mundial y la ONU adoptan los planes de Brasil contra la pobreza
Los programas sociales que sacaron de la pobreza a unos 40 millones de brasileños en poco más de una década serán desde hoy un "modelo" para el Banco Mundial (BM) y la ONU, que los recomendarán como "referencia" para los países en desarrollo.
Según un acuerdo firmado hoy en Brasilia por el BM, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Gobierno de Brasil, esos proyectos serán parte fundamental de la "Iniciativa de Conocimiento e Innovación para la Reducción de la Pobreza", que se ofrecerá a otros estados que aún luchan contra la miseria.
"Así como lo hizo en su momento con sus planes contra el sida, que fueron una revolución y sirvieron de inspiración al resto del mundo, Brasil ahora da lecciones de solidaridad con sus programas sociales y con la inclusión de millones de personas", declaró el presidente del BM, Jim Yong Kim.
Brasil, en opinión del funcionario de origen surcoreano, "ha descubierto el 'Santo Grial' de la inclusión social", con planes que han integrado la distribución de renta con la promoción del empleo y mejoras en la salud, la educación y las infraestructuras.
Según Kim, este país es la prueba de que el crecimiento económico "es importante", pero más lo es cuando va acompañado de un "acento social", que consideró "crucial" para impedir la "inestabilidad" y hacer que un mejor desempeño económico beneficie a toda la población y, en especial, a los más pobres.
Las bases de los programas aplicados en este país se concentran en el plan conocido como "Brasil sin Miseria", anunciado en 2011 por la jefa de Estado, Dilma Rousseff, que agrupó y amplió diferentes proyectos de apoyo a los más pobres implantados desde el año 2000.
Mediante esos planes, que comenzaron en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso, se profundizaron durante los dos mandatos de Luiz Inácio Lula da Silva y se ampliaron con Rousseff en el poder, Brasil ha podido rescatar de la pobreza a cerca de 40 millones de personas, según datos oficiales.
Estos planes abarcan diversas medidas de apoyo financiero para personas de bajos recursos tanto en los grandes centros urbanos como en el campo, otras destinadas a mejorar el acceso a la educación y la salud y también iniciativas dirigidas a la construcción de viviendas dignas, dotadas de los servicios básicos necesarios.
Conforme al acuerdo alcanzado hoy, la experiencia brasileña será recogida en un banco de datos que el BM y el PNUD promocionarán en el mundo como un "modelo a imitar" y que tendrá asesoría técnica del Gobierno de Rousseff.
En una rueda de prensa tras la firma del acuerdo, el presidente del BM restó importancia al frenazo de la economía de Brasil el año pasado, cuando el crecimiento sólo fue del 0,9 por ciento.
"Entendemos la decepción que eso significó para muchos, pero tuvo que ver más con aspectos externos que internos y pensamos que habrá una recuperación para este año", dijo Kim, quien coincidió con algunos expertos que vaticinan que la economía brasileña tendrá en 2013 una expansión de en torno al 3,5 por ciento.
"Creemos en una recuperación y en que las inversiones actuales (sobre todo en el área de las infraestructuras) sentarán las bases para retomar el crecimiento", puntualizó.
El presidente del BM, quien inició una visita a Brasil este lunes en el estado nororiental de Bahía, se reunió después con el ministro brasileño de Hacienda, Guido Mantega, con quien trató de la posibilidad de cooperar en la creación de un nuevo índice vinculado a los títulos públicos emitidos por el país.
Kim tenía previsto un encuentro con Rousseff, pero, según dijeron a Efe fuentes oficiales, finalmente fue cancelado por "problemas de agenda" de ambos.
Su última actividad oficial en Brasilia será por la noche, cuando asistirá a una ceremonia en el Congreso, y luego viajará hacia Río de Janeiro, donde mañana visitará un centro de gestión y control de desastres y se reunirá con las autoridades locales.
Referencia Bibliográfica: